¿Qué es un Seguro Educativo? | No contrates uno SIN leer esto

Educación Financiera   |   Seguros   |   Destacados   |   Seguros educativos   |   0 Comentarios
Por Alfonso Ricart

Última actualización
16/09/2021
¿Quieres contratar un seguro educativo? Aquí te explicamos de manera sencilla qué es y lo que debes tener en cuenta para encontrar el mejor en México.

New call-to-action

¿Te preocupa cómo solventar la educación universitaria de tus hijos o te inquieta pensar cómo continuarían con su formación académica si llegaras a faltar? Entonces has llegado al lugar indicado porque aquí conocerás qué es un seguro educativo, para qué sirve y cómo te ayuda a obtener el dinero que necesitarás para solventar su educación y así evitar un gasto fuerte en el futuro.  

👉Suscríbete a nuestro canal de YouTube

¿Qué es un seguro educativo? 

Es un plan de ahorro en el que, a través del pago de una prima, es decir, el precio del plan, reúnes recursos económicos hasta que tu hijo o hija cumpla 18 años de edad -o más si así lo decides y las condiciones de la aseguradora lo permiten-.  

De esta manera, si en el camino llegas a faltar o sufres una invalidez, le dejarás una suma asegurada para garantizar la solvencia de sus estudios universitarios. en caso de invalidez total y permanente 

Incluso, como el objetivo de un seguro educativo es “blindar” la educación, acepta ahorros de tíos a sobrinos o de abuelos o nietos. 

¿Cómo funcionan los seguros educativos?

Cómo funciona un seguro educativo

Además de evaluar tus finanzas y el nivel de cobertura del seguro que necesitas, es importante que conozcas cómo funcionan estas protecciones y las condiciones que establecen las compañías que ofrecen este producto. 

En términos generales, este tipo de seguros funcionan de manera similar a los seguros de vida tradicionales. ¿Qué significa esto? Pues que desde que contratas, estás protegido contra fallecimiento e invalidez total y permanente, y si esto sucede, la aseguradora paga el 100% de la suma asegurada que indique el contrato. 

New call-to-action

La diferencia con los seguros de vida tradicionales, es que en los educativos además de pagar esa suma asegurada al momento del fallecimiento o invalidez, el contrato no se da por terminado porque a partir de este siniestro la aseguradora empieza a pagar la aportación anual hasta que tu hijo o hija cumpla 18 años, momento en que tu(s) beneficiario(s) recibirán -por segunda vez- la misma cantidad que se pagó en tu fallecimiento o invalidez. 

Pero si ninguno de estos siniestros se presenta, recibirás el ahorro garantizado con el que podrás pagar tranquilamente la universidad de tus hijos. Recuerda que para este momento estarás cobrando el monto ahorrado más los rendimientos generados.

Beneficios de tener un seguro para garantizar los estudios de tus hijos

Si bien puedes ahorrar de manera tradicional para solventar la formación universitaria de tus hijos, un seguro educativo tiene ventajas enfocadas a este objetivo.

Proteges la educación de tus hijos

Este tipo de seguros te permite tener la tranquilidad de que pase lo que pase, tus hijos tendrán el dinero suficiente para estudiar en la universidad que elijan, siempre y cuando las cuotas se ajusten al monto acumulado. 

Obtienes rendimientos

Otro beneficio, es que con un seguro educativo tu ahorro va generando un rendimiento que al final te dará más de lo que tú aportaste durante todo el plazo del plan. 

Aunque la ganancia podría no ser tan grande, pues depende de tu edad, el tiempo de ahorro, entre otras condiciones, ten en cuenta que al final el monto de ahorro será mayor a lo proyectado. 

Yo te presto

De esta manera, justo cuando tu etapa productiva empiece a declinar, tú tendrás la tranquilidad al saber que cumpliste con uno de los objetivos más importantes de tu vida y sin solicitar becas.

¿Cuáles son los montos de ahorro en un seguro educativo? 

En cuanto a los montos que puedes ahorrar, estos varían de una aseguradora a otra.

Tú decides cuánto aportar de acuerdo con tu meta final de ahorro y el plazo que tengas para alcanzarla. 

Algunas compañías te dejan ahorrar desde 60 mil pesos mientras que otras te piden un mínimo de 25 mil Udis o 10 mil dólares. 

¿Qué plazos de ahorro ofrecen los seguros de educación? 

Además, las aseguradoras te dan a elegir la cantidad de años que ahorrarás, dependiendo de tu meta y la edad de tu beneficiario.

Unas te permiten ahorrar durante 5 años como mínimo, pero solo 17 como máximo, mientras que en otras puedes hacerlo por 7 años como mínimo pero hasta 25 años como máximo, en caso de que quieras ahorrar para una maestría, por ejemplo. 

Cabe destacar que, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), lo mejor es que contrates un seguro educativo desde el nacimiento de tus hijos, pues entre más tiempo pase, menos oportunidad tendrás para ahorrar tu cifra meta y los pagos serán más altos.  

Inclusive algunas compañías permiten iniciar el ahorro desde el embarazo de la madre, mientras que otras piden como requisito que ya haya nacido el “objeto asegurable”, es decir, tu hijo o hija.   

¿Cómo saber cuál es el mejor seguro educativo? 

Cuál es el mejor seguro educativo

Cada aseguradora tiene pequeñas variaciones en las coberturas que ofrece, pero la principal diferencia es que unas las ofrecen en pesos, otras en dólares y unas más en Udis, es decir, valores que determina el Banco de México con base en el incremento de los precios en el país. 

Solo es cuestión de revisar tus finanzas familiares y definir el tipo de educación que quieras cubrir, porque las aportaciones que hagas cada año se actualizarán de acuerdo con la inflación si es en pesos, al tipo de cambio si es en dólares y, por último, según el valor de las Udis. Todo con el objetivo de mantener el valor de tu dinero a lo largo de todo el plazo de tu plan. 

¿Qué pasa si utilizas el dinero del seguro antes de tiempo o cancelas la póliza?

Sin duda, son varias las ventajas que obtienes con un seguro educativo al prevenir gastos fuertes en el futuro para la formación de tus hijos, pero, ¿qué pasa si quieres utilizar el dinero antes del plazo acordado o cancelas tu póliza? 

Generalmente hay dos razones para dejar de hacer este ahorro:

  • Necesitas el dinero antes de tiempo. En este caso, podrás cancelar tu plan, pero únicamente recibirás el valor de la reserva que se haya acumulado hasta ese momento. Ten cuidado porque si esto sucede en los primeros 10 años puede que recibas muy poco dinero ya que en estos años es cuando se va pagando el seguro.
  • Ya no puedes pagar la póliza. Si tus finanzas te dificultan cubrir con los montos pero no necesitas retirar tu ahorro, puedes mantener la protección y, aunque al final del plan no recibirás el ahorro meta, sí seguirás protegido por el 100% de tu suma asegurada en caso de fallecimiento o invalidez.

Como ves, los seguros educativos están enfocados a ayudarte a cumplir con la responsabilidad de cubrir los estudios de tu hijo o hija. 

Ahora que conoces cómo funcionan y sus beneficios, solo es cuestión de evaluar tus finanzas y el tiempo que tienes para reunir tu ahorro para elegir el seguro más adecuado. 

Alfonso Ricart

Alfonso Ricart es licenciado en Ciencias de la Comunicación del Tec de Monterrey. Productor audiovisual, músico y orgulloso asesor de Seguros desde hace 9 años. Creador de Seguropatías, un canal donde te enterarás de lo que nadie cuenta de los seguros. 

YouTube: https://www.youtube.com/seguropatias

COMENTARIOS

LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL

New call-to-action