Meses sin intereses: Los 5 mandamientos que no debes romper

Meses sin intereses: Los 5 mandamientos que no debes romper

Por: Kardmatcher / Publicado 4 de agosto de 2015 14:01:00 CDT / Actualizado 16 de abril de 2018

mandamientos-compras-a-meses-sin-intereses-2


Si bien las compras a meses sin intereses (MSI) son una buena oportunidad para adquirir nuevos artículos sin descapitalizarte y sin utilizar el financiamiento a tasa regular de tu tarjeta; resulta muy común que nuestros pagos mensuales se salgan de control por lo sencillo que es decirle sí a este tipo de planes.

Por lo anterior, es importante que evites caer en la tentación y tomes en cuenta algunos factores así como cuestionarte si el artículo que quieres comprar merece ser adquirido bajo este esquema ya que, de lo contrario, podrías terminar atado a una deuda que te recordará tu pecado mes tras mes.

Para que no te salgas de control te decimos los 5 mandamientos para que no vivas condenado a causa de los meses sin intereses:

1.- No comprarás artículos con una vida útil menor a la de los meses sin intereses: Es mejor que ahorres para comprarte el perfume que tanto te gusta y que seguramente te durará menos de tres meses, a que lo termines de pagar un año y medio  después. Recuerda que lo que vale la pena comprar a meses sin intereses son muebles, electrodomésticos, etc., es decir, todo aquello que tenga una vida útil mayor al plazo al que decides pagarlo.

2. - No harás compras innecesarias sólo porque están a meses: Te acabas de independizar y vas por una lavadora y tu refrigerador; pero al terminar de elegir, el vendedor te ofrece un sillón reposet eléctrico con variación de temperatura y nivel de masajes por el que sólo darías 13 pagos de 300 pesos al mes, tentadora oferta, ¿no crees? Sin embargo, debes pensarlo bien, es mejor priorizar y evitar gastar en un "lujo" si en el momento tienes otras prioridades.

3.- No permitirás que los pagos mensuales de tus planes a meses sin intereses excedan lo que puedas pagar: Recuerda que uno de los mandamientos universales en la religión de las tarjetas de crédito es que antes de comprar con tu tarjeta, debes realizar el ejercicio de tus gastos mensuales, es decir, separar los gastos corrientes de tu ingreso (mantenimiento, colegiatura, alimentos, etc.) y del monto restante, destinar sólo la tercera parte al pago de créditos. No olvides que una tarjeta de crédito no es dinero extra, es una cantidad de dinero prestada por la que tienes que paga un interés.

4.- No fallarás en los pagos de tu tarjeta de crédito: Si por algún motivo no cumples con el pago de los MSI antes de la fecha límite, irremediablemente terminarás pagando la penitencia, o sea, los intereses. Dicho en otras palabras el saldo a MSI pasará a ser revolvente y por consecuencia causará intereses a la tasa regular de tu tarjeta de crédito.

5.- Tomarás en cuenta el saldo pendiente en tu tarjeta: Cuando llega tu estado de cuenta, el pago mínimo integrará el monto de las mensualidades de tus compras a MSI más un porcentaje cercano al 10% del saldo insoluto (aquel que aún no has pagado) y que no está a meses, lo cual provocará que te salgas de control en el pago del saldo revolvente (crédito que se puede usar repetidamente) y termines pagando más de lo que tenías pensado.

Este mandamiento es muy importante y para evitar faltar a él, te recomendamos que utilices una tarjeta de crédito para tus gastos corrientes (diarios) y otra sólo para tus compras a MSI. De este modo, tendrás más claridad sobre lo que tienes que pagar, o sea, sumar el pago de la primera más el monto de la otra que incluye los MSI.

Evita caer en la tentación, analiza tus gastos y realiza tus compras acorde con tus capacidades de pago para evitar a toda costa endeudarte. Te invitamos a sigas pendiente de nuestros siguientes tips, mientras tanto, te dejamos otro post que seguramente te va a llevar por el buen camino de las finanzas personales.

Simulador-Mejor-Tarjeta

 

Artículos de opinión

 

Queremos escuchar tus comentarios

Artículos recientes

Los Más Leídos