🤗¿Cómo Usar una Tarjeta de Crédito CORRECTAMENTE?

🤗¿Cómo Usar una Tarjeta de Crédito CORRECTAMENTE?

Por: Kardmatcher / Publicado 1 de noviembre de 2018 17:31:48 CST / Actualizado 13 de noviembre de 2018

como-usar-una-tarjeta-de-credito-1

El trámite por fin ha concluido y obtuviste lo que querías, tu primer plástico. Sin embargo, hay una pregunta que de inmediato te da vueltas en la cabeza: ¿cómo usar una tarjeta de crédito correctamente? 

Debido a lo anterior, aquí te daremos una respuesta eficaz y, además, mencionaremos los principales consejos que, te lo aseguramos, te servirán para darle el mejor uso a tu plástico

 

 

Primero, ¿para qué sirven las tarjetas de crédito?

Estos pequeños plásticos se inventaron para evitar cargar dinero en efectivo, para poder
adelantar compras y, además, hacerlas de forma remota, en línea o por teléfono, pero, sobre todo, se inventaron para poder pagar compras a plazos; o sea, aquellos cargos que no podemos cubrir de golpe.
 

Pero, ¿a qué se debe la mala reputación de las tarjetas?

En Kardmatch, nos hemos percatado que esto ocurre porque los usuarios no son capacitados para entender cómo funcionan, pues los bancos no proporcionan un manual de uso; por esta razón, hemos tenido que aprender a utilizarlas de oído o a prueba y error. Debido a lo anterior, los bancos tienen altas ganancias por los errores que cometemos
 
Para evitar esto y comenzar a manejar tus plásticos de forma correcta, a continuación te presentamos los 5 errores más comunes al utilizar una tarjeta de crédito:
 

1. Pagar el pago mínimo como hábito:

Al pagar tu tarjeta, el banco te ofrecerá 3 opciones: el Pago Mínimo, el Pago para no Generar Intereses o alguna cantidad intermedia. Para que elijas el mínimo, el banco te ofrece pagar sólo el 2.25% de lo que debes, pero al pagarlo y seguir utilizando tu tarjeta, estarás creando una bola de nieve.
 
Esto es porque el 70% de tu pago está destinado sólo a cubrir intereses y la deuda tardará mucho tiempo en disminuir, así que usa esta opción sólo en caso de emergencias, y deja de gastar con la tarjeta hasta que te recuperes.

 

2. Tener más de 2 plásticos:

Cuando nos iniciamos en el crédito, suplicamos por que nos den nuestro primer plástico, pero, después de un tiempo con él, nos comienzan a llover ofertas. Esto es tentador; el problema es que hasta la persona más controlada se comienza a tropezar al poseer más de dos tarjetas.

Entre diferentes fechas de corte y pago, y los límites de crédito que exceden varias veces el sueldo o los ingresos, es muy probable que se termine viviendo una crisis de mediano plazo. Si un banco te hace una oferta y es buena, puedes aceptarla, pero asegúrate que tu tarjeta actual se cancele. "Recuerda que nadie necesita más de dos plásticos".

3. Revolver el súper con los muebles

Éste es un error muy común, pues, generalmente, los usuarios usan una misma tarjeta para pagar las cosas cotidianas (súper, gasolina, etc.) y las compras a plazos (muebles, viajes, etc.), el tema es que, para el cálculo de intereses, se utiliza el Saldo Promedio Diario de estas compras, lo cual quiere decir que, básicamente, pagarías intereses por el súper o la cena de hace varios meses hasta que cubras el saldo total de la tarjeta.

4. Pagar a plazos a la tasa regular de tu tarjeta

¿Sabías que en Estados Unidos una persona usa su tarjeta para pagar a plazos, cubre una tasa anual del 14%? Mientras que en México el promedio es del 40%. Afortunadamente, aquí tenemos los meses sin intereses.

Lo que tienes que hacer aquí es planear mejor tus compras y buscar dónde puedes pagarlas a plazos; incluso, existen tarjetas que permiten esto sin que existe una promoción en algún comercio, un ejemplo es la Tarjeta Gold Elite de American Express.

La clave es nunca pagar intereses a la tasa regular de tu tarjeta de crédito.

5. Disponer de efectivo con tu tarjeta de crédito:

Durante la vida de Kardmatch hemos escuchado muchas historias, entre ellas de personas que han llegado a disponer de efectivo de una tarjeta para pagar otra; este podría ser llamado el pecado capital de un usuario de tarjetas de crédito, ¿por qué? Pues de entrada, porque el banco te cobra una comisión por disponer de efectivo que va del 5 al 10 por ciento.

Encima de eso, estarás pagando intereses desde el primer día hasta que liquides la deuda. Incluso, algunas instituciones cuentan con tasas de interés más altas para las disposiciones de efectivo.

Además, esto puede ser tomado de manera negativa por tu banco, ya que un cliente que dispone de efectivo en su tarjeta de crédito es más riesgoso, porque le manda una señal a la institución indicándole problemas de liquides. Esto puede perjudicarte, pues el banco podría asignarte una tasa mayor.

¿Y cómo evito caer en estos dos errores?

Para esto, te recomendamos usar la estrategia de las dos tarjetas. En la que destinarás un plástico (tarjeta de uso diario) para pagar compras que forman parte del día a día (comidas, celular, etc.), es importante que esta tarjeta te ofrezca recompensas, pero lo más importante es que, de todo lo que gastes con el producto, deberás cubrirlo a fin de mes, sin pretextos. Así recibirás con las recompensas un extra que no recibirías al pagar en efectivo.

A la segunda tarjeta (tarjeta para pagar a plazos) cargarás las compras grandes, para las que sí necesitas ayuda para financiarte (sala, electrodomésticos, etc.), y buscarás pagarlas sólo a MSI. Para elegir el plástico ideal, te debes fijar en que sea de un banco que tenga frecuentemente acceso a este tipo de promociones.

Con esta estrategia evitarás mezclar las compras diarias con las compras para las cuales necesitas financiamiento, y vas a tener un mayor control sobre tu presupuesto. 

 

Tarjetas con Cashback 

Artículos recomendados:

Tarjeta de crédito La Comer: lo bueno y lo malo

¿Cómo puedo pagar la deuda de mi tarjeta de crédito?

Asistente Virtual BBVA, ¿qué es y realmente qué puedes hacer?

Conoce tu Tarjeta

Promos Kardmatch

 

Queremos escuchar tus comentarios